25 julio 2011

Despedida del infierno

Era el día que tanto había esperado. Ahí estaba Rodrigo, el que un día fue un luchador por España y hoy en día es parte de la historia. Hoy era el día en el que saldría del infierno. Su pena ya estaba cumplida, pronto podría escoger  subir al cielo o reencarnarse en otra cosa al azar, perdiendo todos sus recuerdos. Quedaban 2 relojes de azufre para que saliera del infierno, en tiempo humano unos 20 minutos. Sus sesiones de tortura habían terminado y los 20 minutos que le quedaban eran para hacer lo que quisiese. Se despidió de su torturador, tanto tiempo y tantas maneras distintas de tortura los unieron. También se despidió de Cerberos, el fiel perro de Hades; que divertidas tardes de invierno a 120 grados pasaron juntos, asustando a los nuevos miembros del infierno. Por último se despidió de Hades, ésta fue la despedida más emotiva. Tras 200 años de torturas a Rodrigo se le permitió jugar partidas de ajedrez con el señor del infierno por cada sesión de tortura que pasara sin gritar ni gemir. El valeroso Cid aguantó más de una vez, lo que le permitió jugar con el grandioso Hades y entablar una curiosa amistado. Esta despedida estuvo marcada por las lágrimas.
Llegó el momento, debía partir. Avanzó 5 metros tras salir del averno. La temperatura bajaba. Allí había un simpático ser quien le preguntó al Cid que prefería, el cielo o la reencarnación. Pasaron unos segundos hasta que el Cid se dispuso a hablar.
-Siempre he sido un nostálgico. No me atrevería a ir al cielo, todo nuevo; tampoco a la tierra, olvidándolo todo, -suspiró- voy a volver al infierno, durante los últimos 600 años se ha convertido en mi hogar.
-¿Sabes que si vuelves deberás sufrir las torturas igualmente, no?
-Lo sé, en mi tierra se dice, más vale malo conocido que bueno por conocer. Además, aquí fuera hace frío.
El Cid recogió su espada del suelo y se fue hacía la puerta del infierno, espada en hombro y sonrisa en el rostro.
Reacciones:

13 comentarios:

  1. Sergio:
    hay infiernos, que no necesariamente son del màs allà, sino propios, lidiar con ellos, nos da la posibilidad de elegir.
    hermoso relato y cruda realidad.
    abrazos

    ResponderEliminar
  2. Hasta la historia prefiere las torturas, que cambiar paradigmas y ver que pasa con lo nuevo, lo nuevo es lo que da tanto miedo.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Pues volver al infierno, propio o ajeno, cuando se te da la oportunidad de salir de el, me parece masoquista por lo menos.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Buenas... buen blog y te agradecería que te pasases por el mío y, si te gusta, te sumes a los seguidores.

    www.grispraderaverde.blogspot.com

    Gracias... y una enhorabuena de nuevo.

    ResponderEliminar
  5. Buen relato, descubriendo esas realidades tan intensas.
    Un placer leerte..
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Jajaja... Sergio, lo de "aquí fuera hace mucho frío" me ha hecho una gracia particular porque yo que soy muy friolero, le tengo dicho a mi mujer que cuando muera, me incineren y que las cenizas se las traiga a casa y las ponga bajo la falda-camilla, junto a un buen braserito de picón.
    Tu relato tiene mucha chispa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Y que pasaría si hubiera huido a los brazos de lo desconocido....? El maravilloso mundo de lo inesperado lo hubiera absorvido o quizás hipnotizado?

    Un mundo de finales posibles... o comienzos, tal vez.

    ResponderEliminar
  8. Magistral relato sobre realidades duras, reales e intensas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta poder pasarme por aquí y comentar al fin! Leí el relato de la muerte de tu abuela y estuve intentando poner un comentario como unos 15 min pero no me dejaba. Tengo que decirte que tanto aquel como este son dos textos preciosos. Muy intensos. Sé lo que se siente, por desgracia.

    Muchas gracias por tu comentario en mi blog ^^.
    La chica del infinito <3!

    ResponderEliminar
  10. Interesante alegoría; me agrada cómo plasmas el temor a lo desconocido y nuestra tendencia a aferrarnos a lo que ya conocemos.

    Ha sido un placer leerte.

    ResponderEliminar
  11. Estupendo relato. Como ya a apuntado alguien, más vale lo bueno conocido que lo malo por conocer, Despues de tantos años de penuria es preferible a veces quedarse con lo que tenemos de cierto.

    Me ha gustado mucho.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. JAJAJAJAJA JA ESO NO ES INFIERNO, CUANDO VERDADERAMENTE DIOS ENIE AL ADES, LA MUERTE SEGUNDA Y A SATANAS Y A TODOS LOS DESCARRILADOS QUE NO OBEDECIERON AL DIOS VIVIENTE Y LOS MANDE AL INFIERNO Y ADEMAS LO CALIENTE SIETE VECES JAJAJAJAJAJ JAJAJAJAJ ESO SI QUE ESTARA BUENO JAJAJAJAJJ JAJAJAJAJA DE DONDE EL MISMO DIABLO QUERRA SALIR DE ALLI Y NUNCA MAS LO HARA

    ResponderEliminar
  13. Señores Aqui le venden una idea y ademas es Graciosa pero en la web buscate voses del infierno y no lo lamentaras. el que esta perdido te muestra el buen camino que lo perdio luego ya son dos los perdidos pero sabes el dia que Dios se levante de su tono para Jusgar jajajaja. no se que pasara pero algo si se que mi nombre esta escrito en el libro de la vida, el dia que hice de jesucristo mi salvador amen mi salvador

    ResponderEliminar