08 mayo 2011

Recuerdos del silencio

El cielo estaba negro pero lo que entristecía el día era el silencio; el mar negro y bravo chocaba ferozmente contra las rocas de la costa, pero lo que destrozaba el día era el silencio. ¿Dónde quedaron los días en los que había sueños y ilusiones? No lo recordaba, ni siquiera recordaba que había cenado el día anterior, solo recordaba el silencio. A la luz de la luna la gente normal dormía, pero él no podía cerrar los ojos. Ella lo abandonó y se llevó sus párpados para que la recordara por siempre jamás, pero él no la recordaba, solo recordaba el silencio. Era un silencio transparente, mudo, de estos silencios que te llenan de tristeza, tristeza que te cala en los huesos, como el frío de la noche del Mediterráneo; así era su silencio.
¿Dónde quedaron los días en los que la fama habitaba en sus excelentes obras? No lo recordaba. Ahora solo mojaba su pluma en el tintero, sí, era así de arcaico, y se disponía a escribir las últimas palabras de su carrera, carrera que es su vida, porque después solamente observaría como llora el cielo y como se enfada el mar. Cogió su libreta y empezó a escribir, y decía así...
...El cielo estaba negro, pero...


Ara també en català, clica ací
Reacciones:

1 comentario: