02 noviembre 2010

Palabras para el vacío

Te veo, sentada en un banco,
eres mi diosa inaccesible,
lloro por dentro y maldigo
cada maldito espacio
que me separa de ti.

No te das cuenta de lo que por ti daría.
Secaría los mares, talaría los bosques,
apagaría esa brillante estrella llamada sol,
Te llevaría a ese sitio que llaman luna.

Y cada segundo que pasa
y no estoy a tu lado
es un segundo que mi alma ha llorado
y entre un mar de lágrimas intento
no morir ahogado.

Arderé de dolor mientras no te tenga
lucharé por olvidarte, aunque
bien sabe dios que no lo lograré,
aunque bien sé yo que solo cuando muera, te olvidaré.

Reacciones:

1 comentario: